07 abril 2006

No hay como hablar mal de la gente...

Seguramente han escuchado esta expresión más de una vez… Sucede que esta vez me toca emplearla a mí. El viernes después de tanto rezongar porque me tocaba otra aburrida noche de viernes empijamada, full discovery kids, MTV y cotufas de micro-ondas, sucedió todo cuanto planeé exactamente como lo predije. Excepto porque para colmo, me tocó hacer de niñera de mi sobrinito de 6 años (incontrolable) además de mis chamos. Finalmente terminó la noche del viernes como a las 2 de la mañana cuando estaba lo suficientemente despierta para saber qué hora era cuando Eduard llegó y lo suficientemente dormida como para que se lo creyera…. Lo más cómico es que llega todo sigiloso, no hace ni ruido, casi ni respira, pero se acuesta y me pregunta ¿estás dormida?! Esa parte no la entenderé nunca! Ja, ja, ja, ja.

El sábado transcurrió como todos los sábados. Levantarme tarde, preparar el desayuno y manos a la obra con la jornada de limpieza y lavado de ropa. Todo igual que todos los sábados…. Hasta que alrededor de las 5:30pm, cuando terminamos las labores y por fin pudimos sentarnos un rato a descansar, Eduard levantó la voz para invitar a los niños a jugar un rato en la Plaza. Mi sorpresa fue mayúscula, porque por lo general hay que rogarle para que salga! Pero fue mayor aún mi desconcierto cuando aprovechó la algarabía de los niños corriendo hacia la puerta para decirme en el oído: - aprovecha para bañarte con parsimonia y arréglate porque esta noche salimos solos tú y yo…

Yo creo que Eduard no había llegado a la planta baja cuando yo ya estaba de pata y cabeza en la ducha! A todas estas aún no sé si estaba más emocionada por salir o por bañarme como me gusta: en paz y por horas! En fin, a las 10:30pm estaba todo listo. Habíamos cenado, los niños estaban dispuestos para dormir, Christian ya tenía las instrucciones respectivas acerca de quedarse “solos”. Una vez que nos cercioramos de que entendió todas las instrucciones, nos despedimos y chao!

Rebotamos del primer lugar. Yo, la campurusa. Pero ni muerta jalaré bolas para entrar a un lugar a gastar MI dinero. Já! Rebotamos del segundo lugar. Yo, la campurusa. Si te pago para entrar, págame por consumir! Rebotamos del tercer lugar. Yo, la campurusa. Cómo pretenden obligarme a pagar por un servicio de whisky lo que pagaría en Margarita por dos cajas! Además, no pretenderán que dos individuos se inyecten una botella de whisky porque sí. Por mala suerte para el sitio Eduard toma poco y yo no tolero el whisky, así que, chao!

Luego de mucho pensar, decidimos lo que queríamos. Un sitio informal, donde sentarnos tranquilos, tomarnos lo que nos provocara, como nos provocara y sin perder un ojo, escuchar música sin perder la audición y poder conversar sin perder la voz. Lo único que me permitía perder esa noche era… la cordura.

Finalmente llegamos al sitio perfecto. No hicimos cola para entrar. No pagamos entrada. Encontramos un sitio en la barra desde donde se veía perfectamente el show. Un maracucho simpatiquísimo contaba unos chistes desternillantes, la música era perfecta. Un poco de su época, un poco de la mía y una poco de la actual. Ni mucho ni poco. Perfecta. Por fin un sitio en Caracas donde sirven las bebidas frías, sin tener que agregar hielo y para rematar, no había cola en el baño y de paso, inexplicablemente estaba limpio, a pesar de que el sitio estaba hasta los teque – Teques. Estábamos fascinados porque hasta la gente que estaba era agradable, nada de poses, sólo gente que va a divertirse, a relajarse, a pasarla bien.

Estuvimos allí hasta las 2 de la mañana. Bailé, canté, grité, me reí, la verdad la pasé súper bien. A Eduard le regalaron un contador de miradas de la promoción de “Axe”. Nos piropearon, nos envidiaron, nos recomendaron que nos casáramos! Ja, ja, ja, ja! Conocimos a una simpática señora (¿?) de nombre Lucía que nos invitó al restaurante donde trabaja como Chef y nos dio unos “consejitos” para mantener viva nuestra relación de pareja. Total que fue una velada divina, pero la sorpresa sería aún mayor al salir de allí.

Eduard casi me arrastra para que nos fuéramos. La verdad no quería irme. Pero me temía que algo se traía entre manos, como en efecto. Tomamos un taxi en la salida y Eduard le indicó la dirección al señor. No quise preguntar nada. Cuando llegamos tenía el corazón cual quinceañera atorado en la garganta! Me temblaban las piernas y me delataba una sonrisa de oreja a oreja que no podía disimular… Hacía exactamente 3 años desde la última vez que no pisaba la recepción de un hotel y menos de un hotel “por horas”. Ja, ja, ja, ja. Yo siempre me tengo que estar escapando de alguien! Esta vez no me le escapé a mis padres, ni a mi ex, ni a la ex de Eduard…. Esta vez me le escapé a mis hijos (y a mi suegra)! Todavía tengo la misma sonrisa dibujada en la cara.

La habitación? De maravilla. Espejos por todos lados! En el techo, detrás, al frente y al costado de la cama. Cosa curiosa, en el baño no había, ahora que recuerdo. Peliculita porno. Gemidos en la otra habitación. Un POTRO al lado de la cama! Ja, ja, ja. No sabía si estaba en el cine, en el cielo, en el infierno o en el hipódromo! Ja, ja, ja, ja.

Eduard llegó probando los cuatrocientos botoncitos de detrás de la cama. Este es la luz, este es la música, este es la recepción, este el de tv. Y yo, por supuesto, me mordía la lengua para cometer una imprudencia porque tengo la virtud de decir lo menos preciso en el momento menos indicado. Contra todo pronóstico no rompí el encanto. Regulamos la luz… Prendimos la tele… Sintonizamos la peli… subimos el volumen de manera tal de oírnos a nosotros, a los de al lado y la tele… Nos amamos con todo hasta las 6 de la mañana. Hicimos cuantas locuras se nos ocurrieron. Como si estuviéramos poseídos. Bueno, si lo estábamos con tantas ganas viejas de hacer el amor como nos gusta! Fue de verdad inolvidable esa noche…

Llegamos a casa a las 7:30am. Con los zapatos en la mano, despeinados, sin dormir, pero con una sonrisa de idiotas que era todo un poema! – qué le pasó?, preguntó mi suegra entre horrorizada y preocupada… Los asaltaron? A lo que contesté. No, pero a Eduard nos atacó una gata salvaje! Su cara quedó mejor que nuestra!

Lo que más me gustó? Que la luz era tan perfecta en la habitación que me ví sin cauchos ni celulitis! Ja, ja, ja, ja! No, mentira. Confirmar que lo nuestro está intacto, pero lo teníamos descuidado (una vez más yo tenía razón, como siempre) aunque fue poco para lo que necesitamos y merecemos. Eduard se quedó tan picado, que me propuso hacer un fondo en el presupuesto familiar para repetirlo al menos, una vez al mes.

Aún estoy preguntándome… será que leyó mi post anterior? No creo, en qué momento?. Como sea no hay como hablar mal de la gente, es verdad. Pero también es cierto que los hombres son una vaina, antes no quería, ahora no deja de hablar del asunto. Ahora, si influyó mi rezongadora, pues seguiré rezongando si con eso consigo que más a menudo la gata que ladra se convierta en la perra que araña, la loba que aúlla y que vuelva a casa con cara de ratón!

Miau!

14 comentarios:

Eduardo dijo...

Yo esperaba un post mas "light" y me encuentro con esto, jajajajaja...

Que bien que pasaste una velada tan, como decirlo? bueno tu me entiendes. ¿A quien no le gustan las sorpresas?

Saludos!

El loco dijo...

Yupiiiii!!! que bien, felicitaciones....y tienes razon a las parejas nos hace falta de vez en cuando las aventuras extra casa...hacer el amor en otro lugar y con otro ambiente...suerte con el fondo para la caanita mensual

La Barquisimetana dijo...

Que buen relato amiga, que bueno que hayas tenido tu noche especial, estuvo gracioso lo del hipodromo jejeje...
Traten de repetirlo, eso siempre aviva las cosas y esa quimica hace recordar que estan vivos!!!
Saludos!

Toxica dijo...

Que rico para ti....eso se llama ponerle mucha pimienta a la relacion, ojala se te repita pronto

Consuelo dijo...

Excelente Post...Que rico la sensación de romper de un solo tajo la rutina... y lo mejor que vino de la mano de él.
Ahora te toca a ti ¡¡¡
Me encantó tu relato, le das una candidez y una picardia única.
Cariños

Troka dijo...

Dime que no te sientes así como envuelta en un bálsamo...esa sensación de estar flotando....jajaja.
Muy bueno el cuento!!
Hasta pronto...

LuisBond dijo...

Jajajaja pues ke alegre ke la pasaste buenisimo! Ya ves, comienzas kejandote y mira como termina todo! Y eso de la perra ke aruña y la loba que aulla te kedo buenisimo xDD saludos!!

Paco dijo...

muy divertido tu post... y tu blog!


un beso

Heroinaescarlata dijo...

Hola, en buena hora! por ti y tu pareja, me gustan tu post, y en ocasiones me identifico mucho con ellos, pasaré por aqui más a menudo, saludos y q la pimienta adereze tus dias.

Heroinaescarlata dijo...

Hola, en buena hora! por ti y tu pareja, me gustan tu post, y en ocasiones me identifico mucho con ellos, pasaré por aqui más a menudo, saludos y q la pimienta adereze tus dias.

El loco dijo...

Hola de nuevo gata!!gracias por tu visita. Si de verdad te interesa ahondar en el tema de Frida Kahlo, ahora hay varias biografias, pero en partícular me gustó más una q leí recientemente cuyo nombre es: Frida: una biografía de Frida Kahlo. de Hayden Herrera, y me gustó en partícular porque tiene fragmentos y cartas escritas por ella y dibujos inéditos muy buenos, así q si te animas lo puedes conseguir en tecniciencias. Saludos...

Alas al Viento dijo...

hola, que lindo relato, es para repetir la experiencia verdad? un gran saludo,

La Gata que Ladra dijo...

EDUARDO: Je je je espero no haberte auyentado! Espero volver a recibir tu visita.

EL LOCO: Tienes razón, es una buena opción para luchar contra el cáncer de la rutina. Seguro que ya está incluído en el presupuesto. Gracias por la recomendación. Añadiré ese libro a la lista que voy a regalarme el día de las madres...

BARQUISMETANA!: Gracias amiga, estoy pensando tomar unas clasecitas ecuestres. Beso!.

TOXICA: que bueno recibir tu visita. Me encanta tu blog. Bienvenida al mío. Gracias por tu comentario.

CONSUELO: Saludos Consuelo! Las guaras al poder! je je je. Tienes razón, me considero muy afortunada por tener a Eduard a mi lado. El y sus detalles!.

La Gata que Ladra dijo...

TROKA: Cómo decirte que no! todavía camino en una nube y seguimos inventando. Saludos y gracias.

LUISBOND: Soy capaz de mutar en cualquier en especie! je je je. Un abrazo.

PACO: Hola! Bienvenido y gracias por tu comentario. Me alegra que te guste. Pasaré a visitarte... Beso para tí también.

HEROINA ESCARLATA: Gracias! Que bueno que te sientas identificada. Esperaré tus visitas y pasaré a conocer tu espacio también.

ALAS AL VIENTO: Tienes razón es una experiencia para repetirla. Las relaciones se basan en detalles. Gracias por la visita, bienvenida y nos leemos pronto!