13 marzo 2007

La Señal Necesaria...

Cuando las circunstancias me acorralan y la vida parece que se me hace chiquita, hecho mano en mi zurrón y me hago de las herramientas que la experiencia me ha otorgado para defenderme. La fe en mi misma y en la propia vida, el trabajo, el esfuerzo, el amor, la esperanza, el aprecio por el sentido humano y el divino de las cosas son armas que nunca me han fallado y cuando casi olvido, que cuento con todo este arsenal, siempre consigo algo o alguien que le recuerde.

En momentos realmente cruciales de mi vida, es cuando más aprendo y es cuando más dispuesta estoy a hacerlo. Ahora mismo atravieso por uno de esos momentos que aunque todos llamarían “Difíciles”, yo los llamaría “Mágicos”.

Cada vez que he pasado por un momento mágico, han quedado grabados a fuego en mi memoria, comentarios, palabras simples, consejos sabios. Mi papá por ejemplo, me enseñó muchas cosas, pero lo que más recuerdo es que siempre me decía: “Hija, no se puede dejar de amar a Dios, por amar a Dios”. Un amigo, que quiero muchísimo, me dijo una vez: “Concéntrate en lo que puedes hacer; no pierdas el tiempo en lo que pueda pasar”. Una de las personas más importantes de mi vida, me aconsejó hace tiempo: “Tú: vista al frente, paso firme y mala voluntad”. Cuando lo escuché, me hizo ruido la última parte –mala voluntad- y le repliqué, pero me aclaró: “No la practiques, pero espérala.” Una vez, frente a cierta encrucijada por un asunto laboral en el que debía tomar una decisión que podía cambiar mi vida y que me tenía muy confundida y desorientada, me plantaron frente al edificio una valla que decía: “La felicidad no consiste en hacer lo que se quiere, si no, en querer lo que se hace” Esa, creo que es de Henry Ford… Podría pasar una eternidad mencionando cosas, así que saltaré a la última: para el momento en que esta persona me dijo esto, era para mí un perfecto desconocido pero me devolvió la esperanza instantáneamente “¿Sabes cuando es más oscura la noche? Cuando está a punto de amanecer”. Por supuesto ¡ya no es tan desconocido!

Siempre he tenido suerte, definitivamente, soy una mujer con suerte. El fin de semana pasado, volvió a ocurrir. Aunque el momento mágico no termina (yo diría, más bien, que apenas empieza) ya sucedió que cuando sentí flaquear mis fuerzas, encontré fortaleza donde nunca antes había metido la mano. Cuando saqué aquel papel, entre cosas que estaban destinadas a la basura, no pude evitar leerlo, tan solo por el simple hecho de tener estructura de poema. Luego, al terminar, secarme las lágrimas y estirarme el corazón a fuerza de respiración profunda, recordé que esa fotocopia me la dio mi suegra hace años y que en aquel momento, solo me limité a darle las gracias y decir que estaba muy bonito. Pero nada más. No significó nada para mí y ahora entiendo por qué: En aquel momento, no lo necesitaba.

Actualmente, es una de las cosas más poderosas que ha caído en mis manos, en un momento mágico, una señal necesaria para descubrir que lo tengo en frente no es más que una nueva oportunidad…

LA BUENA PALABRA
Casi he rodado al fondo de la sima…
- Tú que me escuchas, mi enseñanza aprende:
Nunca seas la espada que lastima.
Sé, tan sólo, la espada que defiende.

Nunca hieras. El hombre cuando hiere,
Tortuoso intento de matar delata.
Llama pura es la sangre del que muere.
Humo negro, la sangre del que mata.

Si te ciega el rencor, vuélvete heroico.
Huye de los demás, busca el encierro.
Y hazte en tu grave soledad de estoico,
Recto como una vertical de hierro.

Un agua fresca de perdón de hermano
Vuelca en el odio de carbones rojos.
Con sus cenizas, límpiate la mano,
Y lávate con lágrimas los ojos.

Esta es La Buena Palabra, La Señal Necesaria, El Momento Mágico...

Besos que ladran!

15 comentarios:

Bexza dijo...

Gatica q buen post, de veras q me gusto chica... y estoy de acuerdo contigo, aprendi de alguien que a los "problemas" les debemos llamar "situaciones"... y como tu dices, son momentos magicos, q por ley algo nos dejan, leamos entre lineas el aprendizaje q nos deja cada situacion dificil, porque para algo nos llego, algo bueno nos trae...
En estos casos... recuerdo la llama violeta, q es la transmutacion (publique sobre esto) y me ayuda mucho... q digo mucho...

CAROLA315 dijo...

Que bello esta esto Gata...
Cuantos de nosotros ve o se atreve a reconocer un momento magico cuando esta frente a el?
Quien se alegra de tener no una si no dos oportunidades?
Ese poema de Arturo Capdevila fue como escrito por una mano que entendio la trascendencia de tener en la mano y en la punta de la lengua el significado de La Buena Palabra.
Bello y Gracias a ti por compartirlo con nosotros.

La Caribeña dijo...

¡Qué bien gata! Los momentos mágicos se deben aprovechar al máximo. No se sabe cuando vuelvan a aparecer.

Cesar Vo dijo...

Que bien!!!

Que bueno resulta encontrar signos y señales que nos ayudan a llegar donde queremos.

No te has dado cuenta, que cuando estas llegando a tu destino es cuando mas señales encuentras?

Te suena algo como:

Caracas 2 KM
Caracas 1 KM
Caracas 500 M
Caracas, Proxima a la derecha.

Feliz llegada adonde quiera que vayas.

Un Beso,
CV

J-oda dijo...

Mis deseos porque los momentos mágicos se espacien en tu vida y que el aprendizaje de ellos "pase" por ti en forma absoluta y definitiva, amorosa y con mucha fortaleza...

Tengo un cuaderno de momentos mágicos.

De todos ellos una sola conclusion: SOY CONSENTIDA DE DIOS, IGUAL QUE TU.

LuisBond dijo...

Asi se habla! Me gusta como ves las cosas y las citas ke pusiste estan muy sabias. Mucho exito en este momento magico y espero ke todo salga muy bien. Saluditos!!

Bexza dijo...

Hola amiguis, pase a dejarte unos saluditos violetas...

Nostalgia dijo...

usted es una mujer de temple, carajo!
y cada vez más lo ratifica, así que vacílese su momento mágico y siga con el aprendizaje que la verdad, no termina nunca :)
saludos ♥

Jaime Bakulic dijo...

Estuvo hermoso, hermoso...

A mí me han dicho que fabrico momentos mágicos. No sé si pueda todavía...

Un placer ;)

Wari dijo...

Por eso es que dicen que: "todo pasa por una razòn", y esa razòn es el aprendizaje.
Asi es mi estimada gatica, en esos momentos màgicos uno siempre encuentra una palabra, una señal, por más simple que sea, nos ayuda a seguir adelante, a seguir aprendiendo.
Disculpa que te tenía abandonaíta, ando, tú sabes... medio desconectada!!
Me encantó "LA BUENA PALABRA", la copié, para leerla cuando esté en uno de esos momentos mágicos. Gracias por compartirla.
Un abrazo muy grande y que sigas siendo esa gata con temple que siempre has demostrado ser!!

Angeles dijo...

Bello post buen momento...

Marianich dijo...

Notable...

Y lo mejor de esos momentos mágicos es que llegan cuando menos los esperas y que quedan grabados en la mente y el alma para siempre...

Hay que sólo aprovecharlos el 100 por ciento ^^

besoooos!

La Mariposa Hily dijo...

excelente post mi gata!
definitivamente muchos pierden el norte...y estas palabras los traeria de vuelta,defintivamente asi es....!

Besos arropados de peace and love!abrazos grandes y cuando lo desees te mando lo de la plantilla!muack!

Bexza dijo...

Pase a desearte una feliz semana y dejar un saludo violeta!

barquisimetana dijo...

Excelente post amiga, me encantó el escrito, y ciertamente yo pienso que las cosas nos llegan justamente en el momento en que las necesitamos. Lo que para ti es un momento mágico, yo lo llamo Momento de Tabor... Todo es obra de esa fuerza que esta por encima de nosotros, ese ser que desde siempre guía nuestras vidas hacia el plan perfecto que tiene para nosotros...
Sencillamente gracias... Bel