13 febrero 2007

¿El día de qué? ¡Ah! Ese… (El Mejor Regalo)


El año pasado escribí, para el día de los enamorados, una lista de las cosas que NO quería recibir y otra de las cosas que esperaba. La primera más larga pero la segunda más difícil. Este año estoy completamente resignada y convencida de que no solamente no recibiré algo que me conforme, sino que sencillamente no recibiré nada. Este año decidí anular esta fecha.

No dejo de pensar en las cosas que he escuchado o visto estos días. Desde artículos encartados en las revistas del domingo sobre qué regalar hasta historias de amor, las quejas típicas y constantes de cada quién, los regalos más cursis y los más bonitos (acaso ¿no es habitualmente lo mismo?); que si es un festín para el comercio, que si nosotros celebramos todos los días, blah, blah, blah, blah ¡Puro gamelote!

Para empezar, no es día instaurado por el comercio, sino por la iglesia (de algún modo, sinónimos), para conmemorar a San Valentín, cuya historia por cierto es cruel, como todas las que la iglesia nos taladra en el cerebro para convencernos de que solo llevando una vida de dolor, sufrimiento y martirio, llegaremos al cielo. Si, Luis. ¡Sabotéate la felicidad mientras vivas, para que la disfrutes después de muerto! ¡Já!

Por otra parte, veo aquello de que “el Día de los Enamorados es todos los días¡Por favor! Imagino la cola de tipos comprando flores todos los días para no llegar a casa con las manos vacías (aparte de sucias). O, comprándole, cada vez que se paran en la panadería a comprar los cigarritos (o en la licorería a comprar la del camino) un chocolatito a la mujer, que después con los años le reclamarán cuando haya aumentado unos 20 kilos. Seguramente, todas las mujeres se esmeran día a día en sacar tiempo de donde no tienen (o les sobra) para prepararle al “Rey de La Casa” aquel asado negro que tanto le gusta y que tanta lata da prepararle, para que lo termine comparando con el de “su mamá”. Seguramente, todos los días dejan de endeudarse con Avon y Ebel, para meterse en un Sex Shop y comprar algún juguetito novedoso o el negligé aquel, que le quita el sueño al pobre tipo, cada vez que Marjorie de Sousa aparece semi en cueros en la tele. Seguramente, a hombres o mujeres, nunca nos faltan estos detallitos diarios, porque el día de los enamorados es todos los días ¡Se nos desborda la ternura!

Yo he crecido rodeada de hombres. En mi casa, mis amistades y mis trabajos siempre ha imperado el género masculino. Y lo mejor que he aprendido de ellos es saber qué esperar y qué no esperar. Por ejemplo, aprendí que el truquito ese de señalarle al “papirruqui”, el perfume (vestido, joya o zapatos) que tanto te gusta, en cada tienda que ven juntos , no funciona y ¿sabes por qué? Porque, si, el tipo está al lado tuyo, pero sólo físicamente. Mentalmente, se quedó en la tienda de electrónica que pasaron hace más de tres pasillos y cuando le hablas, escucha gaviotas y el murmullo del mar. Así que a menos que tenga la disponibilidad de comprártelo en el acto ¡Olvídalo! Jamás recordará lo que le estás diciendo, tampoco captará la indirecta y si lo hace, no recordará la talla o el color (mucho menos el autor del libro aquel buenísimo que te recomendaron).

Yo trabajo en una oficina donde soy la única mujer y ya hice las reservaciones en sendos restaurantes para mis jefes y sus parejas “legales” y aparté los ramos de flores (las de siempre) para cada una. Pero también hice (hace mucho más tiempo aún) las reservaciones para un fin de semana de película para mis jefes y sus respectivas “amigas”.

De ellos he oído estas expresiones: Si no le llevo flores a Fulanita ese día, me mata! O, Si no saco a Fulanita ese día, se muere. Así que en previsión de todo este terror infundado, las llevarán al restaurante que tanto les gusta donde, a razón de la cantidad de gente que habrá ese día, les atenderán mal, la comida no será la de siempre y te cobrarán igual un ojo de la cara; les llevarán sus flores (las mismas de todos los cumpleaños, aniversario, etc., etc., etc.) y ¡listo! Ya más tranquilos y con las conciencias limpias, disfrutarán el fin de semana con las niñas aquellas que traen loquitas hace meses.

Yo, como mujer y como pareja, hace tiempo perdí esa ingenuidad de quinceañera. Soy bien realista. No espero serenatas, poemas, flores o chocolates, porque sencillamente conozco muy bien a la persona con quien estoy y no es su estilo. Es más, no tiene ninguno. Y en cuanto a lo que puede esperar él de mí, pues ha tenido que acostumbrarse a esperar cualquier cosa. Desde entrar a una habitación llena de globos hasta recibir la multi-herramienta HKDGZ12354-3000, que alguna vez lo hizo babear en alguna ferretería porque trae desde micro-destornillador hasta el trinche para la parrillera.

Así que el Día de Los Enamorados, como lo conciban, hombres o mujeres, pensemos un poco más de lo acostumbrado, con objetividad. No olvidemos a quien tenemos al lado. Total, l@ vemos todos los días y todos los días nos calamos sus vainas ¿Por qué olvidarlo ahora? ¿Por qué hacer lo mismo que todo el mundo? Y me refiero a que la mitad de todo el mundo lo celebra y la otra mitad no. Tan solo pensemos un poco e involucrémonos en algo como pareja al mismo tiempo y por una vez en la vida, poniéndonos de acuerdo. Ese me parece un buen regalo.

Por mi parte, el mío será original. Le dejaré esta notita por ahí:
- Mi amor, ya sé que te regalaré el Día de los Enamorados… ¡La tranquilidad de que, este año, ese día para mí no existe!

Así dejará de dar vueltas en la cama y quitará la gran cara de preocupación que carga hace unos días. Se ahorrará unos reales y un dolor de cabeza, porque igual nunca quedaré conforme.

Feliz Día de San Valentín o de Los Enamorados (como prefieran)

Besos que Ladran!

14 comentarios:

El loco dijo...

jajajaja hicimos el mismo regalo...mi loca y yo jamas celebramos ese día, es demasiado comercial y ya casi no tiene importancia...
Gusto de volver a leerte
un abrazo de loco

Jaime Bakulic dijo...

Este será mi primer san valentín con niña enamorá (y correspondía)!!!

Pero está tan lejos...

snif...

Bueno, al menos tengo alguien en qué pensar mañana. No es todo malo.

Saludos pues, ojala que tu enamorado entienda el mensaje ;)

Troka dijo...

muy objetivo!..jajaja un abrazo y feliz día

Bexza dijo...

Bueno ami, para mi ni tan tan, ni muy muy, es decir, mas que el dia de los enamorados lo celebramos como el de la amistad...

saludos violetas y un miau miau...

barquisimetana dijo...

Tienes mucha razón en lo que dices, la verdad es un día bastante comercial, según como yo lo veo es un día "para quedar bien"... pero cabe preguntar y los 364 días restantes que???
La pareja se conforma para hacer de cada día un día especial, y definitivamente si no hay amor del verdadero, de nada sirven las rosas y los chocolates un día...
El verdadero amor no consiste en eso...
Un saludo y me quedó poniendome al día con tus post.

dakar dijo...

Bueno gata te cuento que mi novia y yo, decidimos NO REGALARNOS NADA...QUE TAL!!

Angeles dijo...

Coincido totalmente porque para mi esas fechas son meramente comerciales y me refiero a dia de los enamorados, dia del padre de la madre, navidad y afines, aunque un regalito de vez en cuando no cae nada mal verdad...

Alewar dijo...

el sueño de estar enamorados!
vaya...


no tengo novia ahora, y no pasé ningun san valentin con una de mis nivias anteriores.


como sea!

saludos!

me gusto leerte.

Marianich dijo...

sip... yo creo que para demostrarse amor no es necesario un regalo material... la intención es la que vale

y este año celebré san valentín por primera vez!! fue geniaaal! :D

besos!

JENNY dijo...

Jajajaja, mi marido tampoco es ni nunca fue de esos que andaban con celebraciones y romanticismos.... al comienzo me dolía un poco pero ahora que llevo 20 años con él, pues ya ni me fijo. El prefiere llegar con cualquier sorpresa el día que se le antoje y no el día que lo tienen legalizado.

Igualmente me gusta saludar a mis amigos porque sé que les gusta celebrarlo.

He tenido tantos altibajos, que el día que celebro es el día que me reconcilio después de una buena enganchada!!!

Un abrazo Gatica!

Cordelia dijo...

Bueno!! Es cierto gatica!! Este dia es el "rompe coco" de muchos pensando en que se van a regalar! Mi esposito y yo! resolvimos!! nos invitamos a cenar mutuamente y todo estuvo perfecto!!!

Bexza dijo...

hola gatita... pase a saludarte...

LuisBond dijo...

jejeje, algo tarde, pero seguro: Feliz Dia de San Valentin! Por mi lado la pase cargando cajas en la mudanza, atiborrandome de chocolates y una cena con todos mis amigos y gente ke kiero...

Saluditos!!

alejandra dijo...

confieso ser bastante mas ingenua, para mi es un dia especial. marca desde epocas antiquisimas el dia de la primavera y fiestas paganas de fecundidad, claro el cristianismo se encargo de convertirlas en algo "santo", es decir perdiendo su sentido original de celebracion ludica. luego hallmark se encargo con mil otras compañias de volverlo algo comercial hasta el limite del horror. pero para mi es un dia cargado de buena vibra desde los siglos de los siglos, la oprtunidad de cenar riquisimo, de que me regalen y regalar bombones y flores y de decorar mi casa con corazones y mandar postales. me gusta mas llamarlo en dia del amor que de los enamorados, por que el amor es mas amplio que solo el de una pareja. este dia hasta mi gata recibe friskis de salmon de ese caro