15 enero 2007

Y a ti… ¿Qué te trajo el Niño?

El asunto del regalo del Niño Jesús, se me puso difícil esta Navidad. Afortunadamente, no por no tener con qué, si no porque me sentí acorralada entre la espada de mis convicciones y la pared de mis prejuicios.

A Christian, el mayor de mis hijos, nunca me fue difícil complacerlo. Excepto por unos patines, una pista de trenes, una bicicleta y un carro a control remoto que le compré a destiempo, los siete años restantes la pegué del techo con sus regalos. Pero este año, que tiene doce y supuse que sería más fácil decidir por consenso qué recibiría, fue el año más difícil de todos.

Por un lado, ya no es un niño. No querría un juguete. Pero por otro lado, no es un adulto. Así que las corbatas y las pantuflas quedan descartadas. ¿Qué podía regalarle?

- Mamá… ya sé qué quiero… ¡quiero un iPod!
- Ah! ¿Si? Y… ¿cómo vas a hacer para bajar la música? Porque, que yo sepa, no tienes computadora…

Esta discusión se tornó más intensa porque tiene un papá que a falta de los 10 años que se perdió de su crecimiento, ahora quiere decirle que sí en todo, como si fuera la mejor manera de recuperarlos.

- Pues, no. Un iPod es toda una inversión. Además, es un equipo delicado y no has demostrado la responsabilidad suficiente para saberlo cuidar. Probemos con un MP3. Es más accesible y si lo dañas, no botarás un millón de una sola vez. Si demuestras cuidarlo y apreciarlo, ya veremos si para tu cumpleaños puedo comprarte el dichoso iPod.

Todo funcionó muy bien hasta que me enteré de que “su papi” le compró el MP3 y que ahora yo, debía hacerle “mi propio regalo”. Pues bien…

- A ver hijo ¿qué te gustaría recibir en navidad?
- ¡Ah! Ya sé… ¡Quiero un perro!
- ¿Un perro?... ¡Un perro caliente es lo que te puedo comprar! Pero ¿uno vivo, de carne y huesos? NOOOOOOO…. Si se me muere una mata, que lo único que tengo qué hacer es regarla una vez a la semana, qué te puedo decir del pobre animal que hay que sacarlo todos los días, bañarlo, darle de comer, limpiarle las cochinadas y cuidar que no moleste a los vecinos, las visitas o rompa los muebles y se coma tus medias… NOOOOOO, mi amor. Mejor pensemos en algo que yo no pueda dejar morir…
A ver… (Tercer intento)

- Bueno, quiero… una consola de Play Station o un Game Boy Advance.

Yo no tengo nada en contra de la tecnología y “los niños del futuro”. Pero, nunca he simpatizado con ver a mi chamo pegado del tv todo el día friéndose el cerebro con un control remoto. Siendo, además un chamo tan disperso y encima, teniendo ciertos talentos que puede aprovechar, nunca accedí a comprarle el fulano video-juegos. En consecuencia, Christian aprendió otras cosas. Se ha visto en la necesidad de ser creativo a la hora de distraerse o jugar. Hice el experimento con el hijo de mi mejor amiga, contemporáneo con Christian, que tuvo siempre dos niñeras: la tele y el Nintendo. Adivinen a quién se le quemó el arroz primero.

Todo mundo me critica que estoy dejando a mi hijo crecer desconectado de la tecnología y los nuevos tiempos. Tampoco soy tan drástica. No lo veo así. Solo pienso que cada cosa tiene su momento. Yo he visto chamos que no alcanzan los diez años y usan celular. ¿Para qué? Para “mantenernos comunicados” me responden sus papás. Lamento decepcionarlos, pero lo menos que hace Christian desde que su papá le compró el fulano celular, es estar comunicado con nosotros. La tarjeta le dura tres días ¡y no recibo un solo mensaje de él!

En fin. Los regalos de Christian siempre han ido en función de su grado de madurez y de su responsabilidad. Siempre he aplicado para él una política de mérito a la hora de complacer sus caprichos. Por que a la final, eso es lo que hacemos los padres cuando les hacemos un regalo, complacer los caprichos de nuestros hijos.

Pues bien, me senté a hablar con él como adultos y a discutir lo del regalo hasta llegar a un consenso:

– Está bien Mamá, hagamos algo. Dame el dinero que tenías destinado para mi regalo. Lo voy a guardar hasta completar lo suficiente para comprar mi consola de Play Station. De todos modos, ya tengo mi MP3.

Así quedamos. Por lo pronto, por su actitud, se ganó la fulana consola, pero se la compraré cuando lo considere prudente. De todos modos ya sabía que se gastaría la plata en otra cosa.

Respiro profundo y clamo al cielo por paciencia… Si, las cosas se me están poniendo difíciles con Christian, pero con Carlitos ¡apenas estoy comenzando! Ni siquiera tiene conciencia de que recibió un regalo de un tal Niño Jesús. Para él, aquella reunión de niños abriendo regalos al pie del arbolito, fue “una piñata”. Sin embargo, tampoco me la puso fácil:

– Quiedo un cado de mombedo dojo con una ecaleda y luzitas y una sidena que haga biu biu biu biu biu…

Parece fácil, pero resulta que el clásico carro de bomberos, fue lo más difícil de conseguir ¡Así empezamos! Y todo, a la final ¿para qué? Ahora tengo recoger el “cado de mombedo” entre todas las otras cosas que le regalaron y acordarme de sacarle las pilas los sábados para que no me despierte el domingo a las 6:30am con la bendita “sidena” que hace “biu biu biu biu biu”.

En cuanto a Christian… pues está de lo más feliz con su MP3, su celular y con el dinero se compró los cd´s que quería de Green Day, Gorillaz y hasta uno de Off Spring, ropa y otras cositas ¡Apuesto a que yo le hubiera regalado algo así y no me lo hubiera perdonado!
Y… a ti? Qué Te trajo el Niño?

¡Besos que ladran!

12 comentarios:

Carlos dijo...

Saludos primera ves que paso por aqui y la verdad espero que el Niño te diera lo que necesitas y si pues educar es tan dificil pero tampoco tenemos que ponernosla dificil nosotros si bien estoy de acuerdo contigo que no quiero ver a mis hijos friendose en la tv con los juegos no podemos negarles esos momentos indiscutiblemente es otra era no como la mia y creo que en la tuya que no habian esas cosas ( que conste que no soy un viejito tan solo 46 ok) y como dice la cancion de franco No basta......

Saludos me encanto pasar por aqui
Carlos

Wari dijo...

Me parece muy bien lo que hiciste. eso es lo mejor: negociar con los niños y llegar a acuerdos. No está mal que reciban regalos tecnológicos pero también hay que mantenerles esa conexión bonita con los juguetes tradicionales. Te cuento que mi pichurra tiene un "gurrufío" que le compré en Quibor y se la pasa con el pa' rriba y pa' bajo, le encanta!! jajajaja. Mi Hijo mayor (17) pidió una pedalera para su guitarra eléctrica, él es músico nato y si bien es un "regalo tecnológico" le sirve para su desarrollo en la música y la chiripa loca menor (10) pidió un Ipod y nosotros le dijimos exactamente lo mismo que tú: que eso era aparte de muy costoso, muy delicado asi que negociamos con ella y le regalamos un MP3.
Asi que tranquila amiga, los niños crecen y crecen también sus expectativas, sus problemas...todo!! Como padres vamos aprendiendo en el camino.
Un abrazo gatica.

LuisBond dijo...

Jeje recuerdo ke cuando era chikito (bueno, hasta el sol de hoy), navidad era para mi sinonimo de juegos, asi ke pedia videojuegos ke, por lo general, me traian y vivia feliz con mi Nintendo... siendo un viejo, la historia se repite y eso fue lo ke trajo el Niño Jesus =p

Saluditos!!

El Especialista dijo...

Guao! Todavía no tengo hijos y no había pensado en esos detalles!!! je, je, je

Feliz Año! y espero verte en alguna reunión bloguera! :D

EL ESPECIALISTA
Omar Enrique Pérez Rodríguez
Caracas. Venezuela.
http://www.elespecialista.com.ve/blog/

dakar dijo...

Bien te digo lo siguiente: creo que tienes subestimados a los video-juegos o como tu llamas a "la tecnología", eso se nota no solo en tu manera de escribir sino de referirte a todo, incluyendo a los niños con ese término de "niños del futuro" que no sé de donde lo sacaste porque yo tengo 29 años de edad y en 1987 me compraron mi primera consola de video-juegos (no la que yo quería por cierto), en 1989 me compraron mi primera computadora, así que ese término de "niños del futuro" esta técnicamente errado. Te recomiendo con todo respeto que te documentes acerca de los beneficios psico-motores que producen los video-juegos en las redes neuronales de los niños según estudios científicos (por su puesto con la tutoría de los padres).

Venezolano1975 dijo...

Hola gata y feliz año nuevo, tenia tiempo que no entraba, te entiendo perfectamente mis hijos ya estan grandes y pase por eso mismo milquinientas veces y siempre me senti que no daba en el clavo nunca jejejeje, en fin.
Si no te molesta te voy a incluir en mi lista de link, claro con tu permiso.
Saludos
José

JENNY dijo...

Ay Gatica, te leo y te juro que me siento full identificada contigo y tu rollo del regalo para un niño de 12 años. Mi hijo los cumplió y créeme que hasta último momento no le iba a comprar NADA porque esa semana me tenía con los nervios crispados!!! El 23 en la noche, me pegó un remordimiento y a última hora fuimos al centro comercial sin saber qué podría comprale... finalmente le compramos un MP4. Su cara fue sorpresa total (porque hasta que recibió el regalo, él estaba convencido que no le teníamos nada).

Mis hijos han ido de la mano con todos los adelantos tecnológicos (principalmente porque yo soy una forofa de los avances) pero reconozco que mucho, hace daño también. Así que he negociado con ellos que la Play y las Game Boy (porque tienen la DS y la Advance) solo sean utilizadas los fines de semana y en época de vacaciones (y no hay excepciones!) Y las tienen porque hasta ahora han sido muy buenos estudiantes.

En lo del celular, tampoco estoy de acuerdo que los niños lo tengan (para qué??) Solo cuando fue de campamento le dimos uno de los nuestros. Sabe muy bien que cuando comience a salir solo podrá tener derecho a uno, pero su prioridad son los estudios.

Menos mal que el de 8 años, se conforma con lo qe le damos y la de 1 no se entera de nada..

Soy una mamá super pesada y cuando les doy algo, primero les suelto la retaíla de vainas (que hay que cuidar las cosas, que cuestan mucho y se compran con sacrificio, que estamos orgullosso de ellos y sabemos que una vez al año se les puede complacer, que los amamos, etc, etc) En otras palabras, soy una ladillosa.. hasta `para dejarte un comentario!! Jajajaja

Un abrazo!

El rinconcito de milagros dijo...

que te pedo decir execto que tengas paciencia no tengo chamos propios pero tengi un ahijado que crie yo practicamente y lo mejor que puedes hacer con tu chamo es tratarlo como tu pana mas que como tu hijo ese es el mejor regalo que le vas poder dar y preparate que ahora empiezan las fiesta de cumpleaños permisos hasta mas tarde y ni te cuento cuando empiezen las fiestas de 15 años de sus compañeritas un beso y paciensia

CAROLA315 dijo...

Tres de mis 5 herman@s tienen hijos de los cuales 3 de mis cinco sobrinos estan en edad de ir adaptan12 con una habilidad nata a los jueguitos de videos y esas cosas, pues desde noviembre comenzaron a pedirme que les llevara los game boy advance esos, y para serte honesta Gata, tampoco comulgo con la idea, aun sin tener hijos, de ver a mis sobrinos como hipnotizados por horas solo por un jueguito de esos, no, no y no, prefiero mil veces verlos jugando o haciendo algo propio de los ni~os (futbol, beisbol, clud musicales, etc), y no ayudandolos a sancocharce los ojos.
Claro, esto sin contar las desventajas y consecuencias de ver que mientras los ni~os juegan con esos aparaticos, se hace menos sociable y comparten menos tiempo con sus hermanos y amigos.

Saludos Gata

el loco dijo...

hola mi gata beeeeellllaaa!!!!
siempre me gusta leerte...ya yo pasé por todo eso...ahora por lo general les doy dinero y compran los que los hace feliz y de niño jesus siempre algo que se que quieren como perfumes, cds, pendajaditas...mi niño estuvo muy bueno...si visitas mi blog vas a ver un post de regalos y otro de trabajo eso me trajo el niño y ando feliz
Abrazos besos y apretujones

La Mariposa Hily dijo...

Me encanta esa foto....ese gatito esta demasiado cuchi!

amiga,por aki le dejo mi nueva URL..ya que cambie el blog....

http://mariposahippie.blogspot.com/

Besos para ti y los tuyos!

Bexza dijo...

Hola chiquilla, mis saluditos...

Mi nena de 8años queria los "mechones magicos" eso estaba tan agotado q ni en las tiendas entendian muho de q hablaba y sacaban la "barbie mechas de colores" que se parece pero no es, asi q procedi a enamorar un empleado de Hobbye2000 para q me llamara por tlf cuando llegara, porq no estaban apartando... asi logre la vaina esa...peeeero eso era el regalo de mamá y papá, faltaba el del niño Jesus q fue un poquitico mas facil, una Bratz Baby"...

Aja pero te cuento q este año fue especial, porq al final... me confese y... ya mi hijita sabe quien es el niño Jesus! con lo q pregunto: y el raton Perez mami?...hay chamita es el niño Jesus...jajaja Y asi es la vida, crecen y ni cuenta nos damos...